VASO MÁS FRÁGIL

           Tal como las hacendosas hormigas, un grupo de trabajadores se organizan para formar una cadena de traspaso. Estos hombres necesitan desocupar rápidamente un camión de envíos.

           Gabriel está a la cabeza de esa cadena y luego de levantar un paquete bastante pesado, descubre al fondo algo que lo desconcierta. Es una esbelta caja abollada en su parte superior que tiene en sus cuatro caras laterales la siguiente infografía:

           ¿Cómo es posible? ¡No puedo creerlo! además, ¡tiene la cinta amarilla!

           Se supone que esto no debía suceder, Gabriel debe levantar un reporte con las evidencias que puedan constatar cómo se recibió el paquete. A pesar de estar debidamente identificado, todas las recomendaciones para su manipulación han sido ignoradas.

           Este paquete debió llegar intacto a las manos del destinatario y ahora está arruinado. La novedad del día es totalmente incómoda para Gabriel porque es un pacificador por naturaleza, prácticamente sufre al pensar que el trabajo de alguien está en juego, pero los hechos hablan por sí solos y francamente no hay forma de excusar semejante error.

           Bienvenidos al Ministerio Femenino Laico VasoFragilVen, es un privilegio compartir con ustedes este estudio bíblico titulado “Vaso más Frágil” basado en 1 Pedro 3:7

“Vosotros, maridos, igualmente,
vivid con ellas sabiamente, dando honor
a la mujer como a vaso más frágil
, y como

a coherederas de la gracia de la vida,
para que vuestras oraciones
no tengan estorbo”

A continuación haremos un análisis de este texto, tomando las palabras claves:

VASO MÁS FRÁGIL 

           Clasificar un envío en la categoría de mercancía frágil no la desvaloriza. Así mismo, requerir que la mujer sea considerada como a vaso más frágil en ningún modo busca menospreciarla. 1 Pedro 3:7 es una amorosa advertencia de nuestro Padre celestial, solicitando al esposo que se dirija a su esposa con respeto y consideración.

           Cuando Adán vio a la mujer declaró: ¡hueso de mi hueso y carne de mi carne!, reconoció a Eva como un ser humano, igual a él. Pero no la llamó (varón) porque aquel ser definitivamente no era un hombre, tenía algo distinto.

           Por lo tanto fue llamada (varona) y desde aquel momento hasta hoy, existe una clara diferencia de cómo somos y cómo funcionamos.

           No mejores ni peores, solo diferentes. Por eso el Apóstol Pedro complementa su argumento diciendo que hombres y mujeres somos coherederos de la gracia de la vida. Ambos somos el objeto de su estima y ambos somos vasos frágiles, útiles instrumentos en las manos de Dios para impartir la bendición al mundo.

“Pero tenemos este tesoro
en vasos de barro,
para que la excelencia
del poder sea de Dios y no de nosotros”.

2 Corintios 4:7

SABIAMENTE

           La invitación a vivir sabiamente está relacionada con la demostración conductual de nuestra relación con el cielo. No se demuestra el crecimiento espiritual en sermones, en cargos o en distinciones; la prueba de haber nacido de nuevo ha de ser encontrada en los pensamientos, sentimientos y acciones.

           Santiago 3:13-17 Establece la conducta como prueba de la sabiduría que gobierna nuestro corazón.

           Hay una sabiduría diabólica, que se evidencia en los celos, la contención, la jactancia, la mentira, la incertidumbre, la hipocresía, la perturbación y las obras perversas.

           Pero la sabiduría que viene de lo alto, es fruto de la genuina comunión con el cielo: pura, pacífica, amable, benigna, misericordiosa y de buenos frutos, esta última es la sabiduría que el Apóstol Pedro recomienda al esposo para vivir en armonía con su esposa.

HONOR A LA MUJER

          Teniendo el mismo valor, se considera a la mujer mucho más susceptible. El honor que el esposo debe brindar a su esposa se refiere a una sincera demostración de estima y respeto. El amor práctico es aquel evidenciado en el convivir cotidiano, es lo que produce bienestar en la atmósfera familiar. Colosenses 3:19 dice:

“Maridos, amad a vuestras mujeres,
y no seáis ásperos con ellas. “

¿Cómo es un trato áspero?

          El Señor llama a los esposos a revisar su forma de dirigirse a su esposa:

          Comunicación áspera: involucra insultos, ironías, burlas y vejaciones. Es necesario que el esposo analice las palabras que utiliza para dirigirse a su esposa, así como sus intenciones comunicativas, porque será llamado a dar cuentas por ello.

          Contacto físico áspero: está referido a una privación o insuficiencia de caricias, abrazos y besos, en muchas ocasiones ser áspero incluye además algún tipo de maltrato físico: empujones, palmadas, golpes, jalones de cabe y bofetadas.

          Nuestro sentido común nos conduce a reconocer todos los tratos ásperos como negativos, perjudiciales para la unión conyugal y en ninguna manera aprobados por el cielo. Pero el conocimiento no es suficiente, es necesario santificar el trato entre los cónyuges.

          Intimidad sexual áspera: cuando en la intimidad el hombre es rústico, impone sus preferencias, exige cosas que sobajan la integridad femenina y sobreponen su placer al de ella.

          Muchas veces el hombre exige el deber conyugal como si su esposa fuera una esclava y eso en ninguna forma se corresponde a la intimidad sexual propuesta por el cielo. El lecho matrimonial puede representar una verdadera tortura para la mujer, cuando debería ser para ambos una experiencia satisfactoria.

          1 Pedro 3:7 es un llamado de atención a los esposos, para que analicen la manera en que se relacionan con sus esposas y la trascendencia espiritual de todo lo que ocurre en la intimidad del hogar.

          Este cuidado en la interacción conyugal debe ser duradero, el vínculo del matrimonio se disuelve únicamente con la muerte, así que el cielo está vigilando la lealtad brindada a quien se escogió como compañera de la vida. Malaquías 2:14 dice:

…”Mas diréis: ¿Por qué?
Porque Jehová ha atestiguado entre ti
y la mujer de tu juventud, contra la cual
has sido desleal
, siendo ella tu compañera,
y la mujer de tu pacto”

ORACIONES SIN ESTORBO

          Como último punto, tomaremos la advertencia final del texto: las oraciones serán estorbadas.

¿Las oraciones de quién?
¿Cómo se estorba una oración?

          El estudio correcto de un texto exige la consideración de su contexto, asimismo, 1 Pedro3:7 posee una introducción que nos conecta con lo expresado en los versículos anteriores:

“Vosotros, maridos, igualmente…”
¿igual a quién?

          Los versos que anteceden (1 Pedro 3:1 al 6) están dirigidos a la mujer. Pedro describe el comportamiento y la apariencia de una mujer temerosa de Dios, además aborda la sujeción al hombre según lo establecido por el cielo. Sara como una mujer ejemplar y digna de admiración, es presentada como modelo de sumisión.

          Este pasaje está dirigido a hombres y mujeres, por lo cual es razonable considerar que las oraciones de ambos serán estorbadas si no prestan oído a las advertencias amorosas del Padre Celestial.

          Cuando oramos, hablamos con Dios, le entregamos todas nuestras ansiedades, necesidades y si fallamos, buscamos con solicitud el perdón.

          Una oración estorbada es símbolo de una comunión interrumpida. Nuestra espiritualidad debe conectarnos simultáneamente con el cielo y a la vez con nuestro prójimo, por lo tanto, la alteración de una de estas relaciones, perjudica la otra.

¿Cómo está tu relación con Dios?

Cada vez que seamos llamados a considerar nuestra conexión con el cielo, lo más correcto es medir la calidad de nuestra interacción con el prójimo. Entre todas las personas con las que nos relacionamos, toman prioridad aquellos más íntimos que componen nuestra familia porque ellos saben realmente quienes somos y sobre todos ellos está nuestro cónyuge.

¿Cómo tratas a tu esposo(a)?

          Gracias infinitas al Dios misericordioso que hoy nos llama a estar a cuentas y que está dispuesto a concedernos su perdón. Confesemos arrepentidos nuestros fallos y una vez restaurados, no descuidemos nuestra relación conyugal.

          El Espíritu de Dios puede transformar a un hombre maltratador en un instrumento d e honra, una boca y unas manos hirientes pueden regenerarse, así de grande es el amor de Dios, así de maravilloso es el genuino perdón.

          El Señor pueda confirmar su Palabra en cada uno de nuestros corazones. Amén.

Nathalie Bencomo

5 comentarios

  1. Celebramos con júbilo esta gran oportunidad que Dios nos otorga, para que siga creciendo este hermoso ministerio. Soy Mujer soy Vaso Frágil

  2. Dios bendiga y obre en este hermoso Ministerio… Seamos vasos para recibir y compartir sus bendiciones. # Soy Mujer #Soy Vaso Frágil

  3. El diseño divino en la mujer es la mejor forma de expresión de ternura y delicadeza en la raza humana, ella fue creada del hueso del hombre, lo cual significa que el varón posee ternura y fragilidad, hagamos pues de ello nuestro diario vivir con nuestras princesas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos recomendados