Engañosa es la gracia y vana la hermosura, la mujer que teme a Jehová ésa será alabada

Proverbios 31:30

Como hijas de Dios, es necesario incluir en nuestra rutina la meditación diaria;empezar nuestro día nutriéndonos en primer lugar del alimento espiritual, nos capacitará para mirar la vida con los ojos espirituales y conducirnos por la senda angosta, para ascender paso a paso hacia la eternidad.

Cada día conoceremos un personaje femenino bíblico; aprenderemos de sus experiencias, para imitarlas en sus aciertos y evitar repetir sus desaciertos. Deseamos que todo este recorrido sea de crecimiento y edificación para cada una de ustedes.

Las amo en el Señor, su hermana en Cristo.

Nathalie Bencomo